Money Management 1-2-3: TWO: Achieving Financial Goals (Spanish)

Money Management 1-2-3: DOS: Logre sus metas financieras

La serie Money Management 1-2-3, contiene consejos para tomar decisiones financieras prudentes en cada etapa de la vida y ofrece los fundamentos para desarrollar habilidades financieras en la etapa inicial, intermedia y avanzada. La parte DOS, Logre sus metas financieras, aborda temas sobre la actualización de su presupuesto, el ahorro para acumular capital y la protección de sus activos. Algunos de los temas son: la preparación de un presupuesto, administración de la deuda, el ahorro y las inversiones.

Money Management 1-2-3: TWO: Achieving Financial Goals (Spanish)

Publication Series

Download File

PDF files may contain outdated links.

Money Management 1-2-3: TWO: Achieving Financial Goals (Spanish)
File Name: 2016_MM123_Intermediate_SP.pdf
File Size: 0.23MB

Order Publication

Languages Available

Table of Contents

La manera en que administra su dinero durante sus años de trabajo afectará profundamente la forma en que vivirá cuando ya no trabaje. El objetivo principal durante este tiempo debe ser aumentar sus activos, ahorrar para la jubilación y proteger lo que tiene. Para eso, también tendrá que evitar la tentación de tener un estilo de vida más allá de sus medios.

Actualice su presupuesto

Su presupuesto, o sea el plan de sus gastos, no es definitivo; debe cambiar a la par de sus ingresos, gastos y metas. Existen programas y herramientas en línea que le permiten actualizar su presupuesto de forma rápida y sencilla. No se olvide que el ahorro siempre debe ser un gasto “esencial” en su presupuesto. Si sus ingresos aumentan, ahorre por lo menos la mitad de ese aumento.

Cómo administrar su deuda

Si usted tiene otras deudas además de la hipoteca, destine cualquier ganancia (una prima o bonificación o la devolución de impuestos, por ejemplo) para terminar de pagarlas. Si no le alcanza el dinero porque tiene demasiada deuda, en un agencia de consejería de crédito podrían ayudarle a reducir sus pagos mensuales por medio de un plan de administración de deudas. Para encontrar una agencia acreditada sin fines de lucro, póngase en contacto con National Foundation for Credit Counseling en www.NFCC.org o 800-388-2227.

Si le están llamando cobradores de deuda, no ignore las llamadas. Si las ignora, el acreedor podría obtener un “fallo por rebeldía” en su contra y embargarle el sueldo o apoderarse de sus bienes. Encuentre información sobre sus derechos y cómo protegerse en las publicaciones de Consumer Action sobre el cobro de deudas (www.consumer-action.org/modules/module_debt_collection).

Militares y veteranos. Las familias militares tienen muchos de los mismos objetivos y las responsibilidades financieras que tienen los hogares civiles, pero podrían enfrentar algunos problemas especiales tal como las mudanzas frecuentes y el despliegue militar. Los militares y los veteranos también resultan blanco de prestamistas abusivos y estafas financieras. Por el lado positivo, miembros de las fuerzas militares y exmilitares califican para recibir beneficios patrocinados por el gobierno y para numerosos programas de asistencia sin fines de lucro, y la ley les otorga protecciones financieras especiales.

La “Hoja de recursos para la superación financiera para miembros de las fuerzas armadas y veteranos” (www.Consumer-Action.org/spanish/articles/servicemembers_and_veterans_sp) de Consumer Action proporciona información y recursos para ayudar a las familias militares a lograr que sus ingresos alcancen para cubrir sus gastos. Además la publicación Economic Survival Guide for Servicemembers and Veterans (www.Consumer-Action.org/modules/articles/economic_survival_guide_for_servicemembers_and_veterans) ayuda a las familias militares a proteger su dinero, comprender sus derechos, encontrar ayuda y presentar una queja si fuera necesario.

La guía Money & Mobility for Military Personnel and Families (www.saveandinvest.org/file/document/money-mobility), de la autoridad reguladora de la industria financiera (Financial Industry Regulatory Authorirty o FINRA), contiene una sección extensa sobre inversiones.

Impuestos

Si usted cumple con las directrices sobre calificación, podría tener derecho a recibir el crédito tributario por ingreso del trabajo (Earned Income Tax Credit o EITC), que devuelve dinero a los trabajadores de bajos ingresos. Para solicitar el crédito EITC es necesario presentar una declaración federal de impuestos aunque sus ingresos sean tan bajos que normalmente no sería necesario. Cada año cambian las normas sobre el nivel de ingresos que califica. Para obtener más información, lea “Su trabajo se merece crédito” www.Consumer-Action.org/spanish/articles/get_credit_for_your_hard_work_sp o visite IRS.gov.

Para calificar para el crédito EITC, debe tener un número de Seguro Social a nombre suyo y de cada uno de sus hijos. Para solicitar un número, póngase en contacto con la administración del Seguro Social en www.SSA.gov o 800-772-1213 y solicite el formulario SS-5.

Si en el año fiscal actual, piensa calificar para el crédito EITC, puede solicitar que su empleador le pague una porción del crédito en cada cheque de pago en vez de esperar el reembolso de sus impuestos. Llene el formulario W-5 del IRS y entréguelo a su empleador.

La ley de cuidado de salud asequible, Affordable Care Act (ACA), requiere que todos los estadounidenses tengan seguro de salud a menos que califiquen para recibir una exención. Cuando presente su declaración de impuestos, se le pedirá que demuestre prueba de cobertura. Si usted o algún miembro de su familia no tuvieron seguro médico durante todo el año y no califican para recibir una exención (www.HealthCare.gov/health-coverage-exemptions/exemptions-from-the-fee/), es possible que tengan que pagar una multa. Obtenga más información en www.HealthCare.gov/fees/fee-for-not-being-covered/. Para obtener seguro de salud puede inscribirse en www.HealthCare.gov. Dependiendo de sus ingresos, podría calificar para recibir una subvención que le ayude a pagar el seguro médico.

Si debe impuestos, póngase en contacto con el IRS para organizar un plan de pago si no puede pagar la totalidad del importe en un solo pago. Incluso así tendrá que pagar intereses y recargos. Pero si no hace arreglos con el IRS corre el riesgo de que le embarguen el salario, que le apliquen un gravamen por impuestos, o que le incauten sus objetos de valor y activos.

Si algún problema de impuestos le está causando dificultades financieras o si no se ha resuelto por vías normales, póngase en contacto con el servicio para defensa del contribuyente, Taxpayer Advocate Service, en www.IRS.gov/Advocate o 877-777-4778.

Ahorre con un objetivo

Existen ciertas estrategias para facilitar el ahorro. Una de las mejores es configurar una transferencia automática de su cuenta de cheques a su cuenta de ahorros cada día de pago. Si no ve el dinero, no lo va a extrañar.

Ahorre lo antes posible y de forma consistente, aunque sea sólo un poco cada semana o mes. Gracias al interés compuesto, el que ahorra en cantidades pequeñas de joven puede acabar con más dinero que alguien que guarda cantidades más grandes más adelante en la vida.

Aproveche los planes de ahorro para la jubilación que ofrezcan en su trabajo, como un plan 401(k) o 403(b). El dinero sale de su cheque antes que se calculen los impuestos, por lo que la reducción de su salario será menor que la cantidad que contribuye. Muchos empleadores igualan también las contribuciones del empleado hasta cierto límite, lo que significa dinero gratis para usted.

Aproveche los planes de ahorro para la jubilación que no patrocina su empleador pero que tienen ventajas fiscales. Existen dos tipos de cuenta de retiro individual (IRA, por sus siglas en inglés):

  • Una cuenta IRA tradicional proporciona una exención de impuestos en las contribuciones para quienes califican. Los impuestos se pagan sólo sobre los retiros (llamados “distribuciones”), que deben comenzar a los 70½ años de edad.
  • Las contribuciones a una cuenta Roth IRA se hacen con el dinero que le queda después de impuestos, pero los retiros están exentos de impuestos (incluyendo ingresos devengados de la cuenta). Usted puede contribuir indefinidamente, y no se requieren las distribuciones.

Para consultar los últimos reglamentos, los límites de ingreso y las excepciones de las cuentas IRA, obtenga la publicación 590-A del IRS (www.IRS.gov/uac/About-Publication-590A).

El plan myRA, administrado por el gobierno, está diseñado para los trabajadores de bajos y moderados ingresos que no tienen acceso a un plan de jubilación patrocinado por el empleador. Cualquier persona que tenga depósito directo de su sueldo califica para inscribirse. Obtenga más información en myRA.treasury.gov/individuals/.

Aunque la mayoría de expertos recomiendan ahorrar para la jubilación en lugar de ahorrar para la universidad, si sus recursos son muy limitados, es una buena idea conocer los planes de ahorro universitario 529 patrocinados por el estado y otras opciones de ahorro para la universidad. Un buen lugar para empezar es la guía para padres para ahorrar para la universidad de Consumer Reports, Parents’ Guide to Saving for College, (www.consumerreports.org/cro/2012/10/parents-guide-to-saving-for-college/index.htm).

Cuando decida dónde poner su dinero, tome en cuenta el plazo de tiempo con el que cuenta. Los fondos que vaya a necesitar pronto o de repente, como el dinero en su fondo de emergencia, deben estar en una cuenta líquida (de acceso rápido), tales como cuentas de ahorro, cuentas del mercado monetario (“money market”) y posiblemente certificados de depósito (CD) a corto plazo. Estas cuentas suelen ganar muy poco interés, pero su objetivo es seguridad y liquidez, en lugar de crecimiento.

Las cuentas CD ganan intereses más altos que las cuentas de ahorro, pero tendrá que comprometerse a dejar su dinero en la cuenta durante un período determinado. Cuanto más largo el plazo, mayor será la tasa de interés. Las cuentas CD a muy corto plazo; del tipo que podría ser apropiado para un fondo de emergencia, pagan muy poco interés. Si retira el dinero antes de tiempo, tendrá que pagar un recargo. Visite www.Bankrate.com para comparar tasas de interés.

Sus cuentas de depósito en cualquier banco asegurado por la FDIC y en todas las cooperativas de crédito federales están aseguradas hasta $250,000 por cada depositante y por cada tipo de cuenta. Para obtener más información sobre el seguro de la FDIC y conocer qué instituciones cubre, consulte www.FDIC.gov/deposit/deposits/. Los miembros de cooperativas de crédito pueden visitar www.MyCreditUnion.gov para obtener información similar.

Los bonos de ahorro del gobierno federal están garantizados por el gobierno y pueden comprarse en línea en denominaciones de $50 a $10,000. Cuando compra un bono de ahorro, le está prestando al gobierno federal la cantidad que usted pagó por el bono. Con el tiempo (hasta 30 años), el bono de ahorros gana intereses. Después de 12 meses, puede cobrar el bono por su valor nominal más el interés ganado. Podría calificar para recibir una reducción de impuestos en bonos que usa para pagar estudios. Para obtener más información, visite www.SavingsBonds.gov.

Las cuentas de desarrollo individual (Individual Development Account o IDA) ayudan a familias de bajos ingresos a ahorrar para sus estudios o capacitación laboral, para comprar una casa o para abrir un negocio. Visite www.IDANetwork.org para encontrar programas locales. En Choose To Save (www.ChooseToSave.org) se ofrece asesoramiento sobre cómo ahorrar para la universidad, para una vivienda y para la jubilación.

Si usted recibe asistencia pública, pregunte a su consejero de beneficios cuánto puede ahorrar sin poner en peligro sus beneficios.

Inversiones

Al invertir usted acepta cierto riesgo a cambio de la posibilidad de recibir recompensas mayores. En términos generales, a medida que aumenta la posibilidad de mayor rentabilidad, también aumenta el riesgo de perder parte o la totalidad de su dinero. Mientras que pueda parecer tentador evitar todo riesgo, es necesario que los ahorros crezcan a un ritmo que supera de gran manera la inflación si quiere que le duren toda la vida. Eso no es posible con las cuentas de ahorro, bonos de ahorro o cuentas CD. La clave es entender y manejar el riesgo.

Si ahorra para la jubilación a través de su empleador o por cuenta propia, tendrá que tomar decisiones sobre inversiones. El sitio web para inversionistas del Securities & Exchange Commission (SEC) (www.Investor.gov) es un buen lugar para comenzar a aprender sobre inversiones. También lo es el sitio de FINRA (www.FINRA.org/investors). Investing for Dummies, de Eric Tyson, (www.Amazon.com/Investing-For-Dummies-Eric-Tyson/dp/1118884922) es una guía de fácil lectura para inversionistas principiantes.

En general, cuanto más largo sea su plazo para invertir y cuanto más diversifique (reparta) sus inversiones, menor será el riesgo. En otras palabras, tratándose de acciones, es menos riesgoso invertir en 20 acciones distintas durante 20 años que invertir en una sola durante un año.

Muchas personas logran diversificarse al invertir en fondos mutuos. Los fondos mutuos son carteras de acciones, bonos y otros valores en las que el público puede comprar participaciones. Cada inversionista comparte en ganancias, pérdidas y gastos. Usted puede también perder dinero en fondos mutuos, pero por lo general son mucho más seguros que las acciones individuales.

A la hora de elegir un fondo mutuo, busque uno con un buen rendimiento a largo plazo, que no le cobra una comisión al comprarlo (que sea “no load”), y que mantiene al mínimo los cargos anuales por administración y honorarios varios. Para obtener más información consulte la guía del Wall Street Journal, How to Buy a Mutual Fund, y la publicación de la SEC, An Introduction to Mutual Funds.

Muchos invierten en fondos mutuos ya sea directamente en el fondo o a través de una cuenta de corretaje que abren con una empresa como Charles Schwab, T.D. Ameritrade y Fidelity. Muchos fondos mutuos le permiten invertir automáticamente tan sólo $50 por mes a través de transferencias programadas desde su cuenta bancaria.

Si decide contratar a un asesor financiero, tenga en cuenta que muchos reciben una comisión por las inversiones que usted compra, sin tomarse en cuenta si las inversiones reditúan ganancias o no. También hay asesores que cobran “solo honorarios” y se conocen en inglés como “fee only advisers”. Ellos ofrecen asesoramiento pero no se benefician de la compra de inversiones. FINRA describe lo que puede esperar al abrir una cuenta de corretaje, explica la diferencia entre diferentes tipos de profesionales de inversión y le permite investigar a un corredor antes de contratarlo (www.FINRA.org/investors/choosing-investment-professional). Consumer Reports ofrece gratis en línea la guía de servicios de corretaje, Brokerage Services Buying Guide.

Alquilar vs. comprar una vivienda

En los Estados Unidos la fuente más importante de riqueza para la mayoría de los hogares es el valor de sus viviendas. Además del aumento del valor líquido de la propiedad, los propietarios se benefician con valiosos descuentos impositivos lo que resulta en mejor poder de adquisición en la compra de una vivienda.

El costo de ser propietario de una vivienda incluye la mensualidad de la hipoteca, impuestos inmobiliarios, seguro, reparaciones y mantenimiento. Además tendrá que ahorrar para el pago inicial antes de poder calificar para un préstamo hipotecario.

Alquilar una vivienda por lo general implica menos dinero por adelantado (un depósito de garantía y el primer y último mes de alquiler, pero sin pago inicial ni costos de cierre); ofrece una mayor libertad para mudarse de un lugar a otro y le permite evitar el costo de reparación, mantenimiento y de impuestos inmobiliarios. Sin embargo, no tiene libertad de hacer lo que quiera con la propiedad; no puede beneficiarse del aumento del valor líquido de una vivienda; no puede aprovechar importantes deducciones fiscales que reciben los propietarios de una vivienda y siempre corre el riesgo de tener que mudarse.

Si no tiene ya vivienda propia, considere comprarla si puede pagarla sin apuros y si no piensa mudarse en los próximos cinco años.

Obtenga más información inscribiéndose en una clase para primeros compradores de vivienda. Consulte con el Department of Housing and Urban Development (HUD) en www.HUD.gov/buying o 800-569-4287.

Hipotecas

Una hipoteca es un préstamo para comprar bienes raíces. Si no paga el préstamo según lo prometido, el prestamista puede ejecutar, o recuperar la posesión de la propiedad.

Hay hipotecas de tasa fija, en las que la tasa de interés y el pago mensual es igual durante el plazo del préstamo. Y hay hipotecas de tasa ajustable (“adjustable rate mortgage” o ARM), que pueden ser más asequibles para quienes compran por primera vez porque comienzan con una tasa introductoria y pago mensual bajos. Antes de elegir un préstamo de tasa ajustable (o tasa variable), averigüe la tasa de interés y el pago mensual máximos y asegúrese de poder pagar el aumento. Las hipotecas no tienen duración obligatoria pero las más comunes son de 15 y 30 años.

Bancos, cooperativas de crédito, compañías hipotecarias y otras instituciones hacen préstamos hipotecarios. También ciertas agencias gubernamentales, como la Veterans Administration (VA) y la Federal Housing Administration (FHA), ofrecen programas de préstamos especiales que pueden ser más fáciles de obtener.

Muchos factores influyen en la decisión de un prestamista para aprobar o rechazar su solicitud de hipoteca. Pero en general, cuanto más tenga ahorrado para el pago inicial, menos deuda tenga y mayor sea su puntaje crediticio, más probable será que obtendrá el préstamo. Obtenga más información en www.HUD.gov/buying.

Tenga éxito como propietario de su vivienda

El éxito como propietario de su vivienda significa:

  • Pagar su hipoteca puntualmente;
  • Mantener suficiente seguro de propietario;
  • Pagar impuestos de propiedad como se requiera;
  • Mantenerse al corriente en cuotas mensuales si pertenece a una asociación de propietarios (“homeowners association”);
  • Mantener su casa en buenas condiciones;
  • Estar preparado financieramente para las reparaciones y mejoras necesarias; y
  • Proteger el valor líquido de la vivienda y evitar una ejecución hipotecaria.

Para muchos propietarios, llega el día en que refinancian su hipoteca o que obtienen un préstamo sobre el valor líquido de la vivienda (segunda hipoteca o “home equity loan”) para aprovechar tasas de interés más bajas, acortar el plazo, alargar el plazo (y reducir pagos mensuales) o aprovechar el valor líquido de la propiedad. En cualquier caso, compare préstamos detenidamente y tenga cuidado con los préstamos con términos desfavorables (una multa por pago anticipado o “prepayment penalty”, por ejemplo) o pagos iniciales bajos que luego saltan a niveles demasiado altos. Consulte las tarifas de préstamo en www.Bankrate.com y pida un préstamo únicamente a un prestamista de buena reputación.

Mientras que un préstamo o línea de crédito sobre el valor líquido de la vivienda que sean de bajo costo pueden ser una buena opción financiera, existen riesgos. Si no puede pagar el préstamo según lo prometido, podría perder su casa. Una línea de crédito sobre el valor líquido de la vivienda (“home equity line of credit” o HELOC) puede ser particularmente riesgosa porque funciona como una tarjeta de crédito con un límite muy alto.

A la primera señal de no poder efectuar un pago de hipoteca, póngase en contacto con una agencia de asesoría sobre la vivienda para que lo ayuden a evitar la ejecución hipotecaria. Encuentre una agencia por medio de HUD (www.HUD.gov/foreclosure o 800-569-4287).

Seguro

Si no tiene un seguro adecuado, podría sufrir una pérdida difícil o imposible de sobrellevar. Estos son algunos tipos de seguro ampliamente necesarios:

  • Seguro de automóvil: Esta cobertura lo protege a usted y a otros de las pérdidas financieras resultantes de un accidente, robo u otro riesgo. Cuarenta y nueve estados requieren que el conductor tenga una cantidad mínima de seguro de responsabilidad civil. Si usted tiene un préstamo de automóvil, el prestamista podría requerir cobertura por choque y a todo riesgo.
  • Seguro para inquilinos: Lo protege de pérdidas o daños a sus pertenencias debidos a robo, incendio u otros riesgos amparados. También suele incluir alguna cobertura de responsabilidad civil por accidentes y lesiones que ocurran en su hogar. La cobertura para inquilinos es relativamente barata. (El seguro del dueño de la vivienda que usted alquila no cubre sus efectos personales.)
  • Seguro de propietario: Cubre los daños a su vivienda y efectos personales, y su responsabilidad si alguien se lesiona en su propiedad. La cobertura por daños causados por una inundación o un terremoto normalmente debe comprarse por separado.
  • Seguro de salud: Si no tiene cobertura a través de su empleo o por medio de un programa de gobierno, deberá obtenerla por su cuenta. Según la ley de cuidado de salud asequible, Affordable Care Act, usted podría calificar para un subsidio que le ayude a pagar por la cobertura. Visite www.HealthCare.gov para obtener más información.
  • Seguro por incapacidad: Este seguro reemplaza un porcentaje de sus ingresos si usted no puede trabajar debido a una enfermedad o un accidente. Existe el seguro por incapacidad a corto plazo y por discapacidad a largo plazo. Si su empleador no ofrece cobertura, considere la compra de una póliza individual de seguro por incapacidad a largo plazo.
  • Seguro de vida: Si alguien (cónyuge, pareja, hijos o padres, por ejemplo) depende de usted para su apoyo financiero, debería considerar comprar un seguro de vida, que paga un monto (“prestación por defunción”) a sus beneficiarios cuando fallece. Hay seguro de término fijo (“term life”) y seguro por valor en efectivo (conocido en inglés como “cash value”, “whole life” o “permanent”). El seguro de término fijo es menos costoso, mientras que el de valor en efectivo incluye un componente de inversión.

El tipo y la cantidad de seguro necesarios varían según el individuo.

Usted puede comprar seguro a través de: una compañía de seguros que vende directamente a los consumidores por teléfono o por Internet; un agente de una compañía de seguros; un agente independiente; y sitios web que venden pólizas de seguro múltiples o que conectan a los clientes que solicitan una cotización en línea con agentes participantes. Compare la cobertura y el costo del seguro en distintas compañías, ya que la diferencia entre una compañía y otra puede ser de cientos de dólares.

Obtenga más información sobre seguros en el Insurance Information Institute o en el sitio web de Consumer Action dedicado a información sobre seguros (www.Insurance-Education.org).

Published / Reviewed Date

Published: June 11, 2016

Download File

PDF files may contain outdated links.

Money Management 1-2-3: TWO: Achieving Financial Goals (Spanish)
File Name: 2016_MM123_Intermediate_SP.pdf
File Size: 0.23MB

Sponsors

Money Management Project

Filed Under

Money Management   ♦   Mortgages   ♦  

Copyright

© 2010 –2017 Consumer Action. Rights Reserved.

 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer

Join Our Email List

Optional Member Code
Facebook FTwitter T

Housing Menu

Help Desk

Advocacy